acerca de

Para encontrar y aprovechar un hueco en la legislación urbanística, para ser capaz de reaprovechar las piezas de un edificio antes de demolerlo o para levantar una vivienda en un andamio se necesita, de entrada, una imaginación capaz de inventar soluciones pragmáticas.

Llorenç Bonet, “Introducción”, en Santiago Cirugeda, Situaciones urbanas, ed. Llorenç Bonet, Barcelona, Tenov, 2007.

Habitar el aire es sostener un espacio atravesado por voces y actitudes diversas, preguntas, vacíos y dudas, que se irán haciendo visibles a medida que el proyecto homónimo, puesto en marcha desde las Naves de Matadero, vaya involucrando a distintos agentes, generando un territorio que está todavía por hacer. La utopía es el motor que comparten espacios de acción distintos como la arquitectura, Recetas Urbanas, el trabajo social de los colectivos feministas implicados y las artes, los tres ámbitos desde los que se ramifica este proyecto. Aunque las estrategias, prácticas y representaciones de cada uno de estos territorios ante unos ciertos ideales sean distintas, es desde ahí que surge un espacio común de invenciones y cruces, convergencias y divergencias, en definitiva, de imaginarios posibles. El objetivo del blog es abrir un campo de reflexión a partir de las voces y sonidos, rostros y miradas, lugares, herramientas e ideas puestas en juego ante un reto compartido: hacerse cargo de un mismo espacio, que es el de la casa construida para este fin en Matadero, pero que es también el espacio social de cada uno de estos ámbitos de acción, la arquitectura, las artes y el trabajo social. Se trata de una forma de documentación horizontal que atendiendo a la vocación táctica, plural y colaborativa de todo el proyecto, evite la clausura de sus posibilidades contribuyendo a multiplicar sus sentidos.

Editor: Óscar Cornago

Vídeo y fotografía: Francisco Blanes